Océano

Nuestra mitología contiene muchos relatos sobre el comienzo de las cosas. Tal vez el más viejo es aquel al que se refiere nuestro poeta más antiguo, Homero, cuando llama a Océano «origen de los dioses»y «el origen de todas las cosas». Océano era un dios-río; un río o corriente y un dios en la misma persona, como cualquier otro dios-río. Tenía poderes de procreación inagotables, como los de nuestros ríos, en cuyas aguas acostumbrababan bañarse antes del matrimonio las muchachas de Grecia, y que por eso se suponía eran los primeros ancestros de las antiguas razas. Pero Océano no era un dios-río ordinario, pues su río no era un río ordinario. Desde los tiempos en que todas las cosas se originaron en él, ha continuado fluyendo a lo largo del borde más externo de la tierra, desaguando siempre sobre sí mismo en círculo. Los ríos, manantiales y fuentes, el mar todo en realidad, brotan continuamenten de su ancha, poderosa corriente. Cuando el mundo llegó a estar bajo el gobierno de Zeus, sólo a él se le permitió permanecer en su lugar primitivo, que en realidad no es un lugar sino solamente un flujo, un límite y barrera entre el mundo y el Más Allá.

Karl Kerenyi, Los dioses de los griegos

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo The Book of Quotes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s