VIVO EN UNA CAJA DE ZAPATOS

Vivo en una caja de zapatos. Soy un hamster. No tengo que dar explicaciones. La caja tiene un hueco que a veces deja pasar luz. Lo llamo “la ventana”. Ahora, por ejemplo, hay luz. Tengo un plato. Regularmente, alguien deja en el plato un líquido verde al que llamo “comida”. No sé por qué lo hace. También tengo una rueda para entretenerme. Nadie me observa cuando lo hago. Giro para mí o para nadie, por el placer de girar.

No tengo muchos recuerdos. Nunca viví fuera de una caja de zapatos. Sí lo hice en una caja más chica, que compartía con otro hamster. No teníamos reglas claras de convivencia y eso generó muchos problemas. Prefiero olvidar esa época.

Durante un tiempo me intrigó saber si la luz que entraba por el hueco al que llamo “la ventana” era natural o artificial. Llevé anotaciones para determinar si se cumplía algún ciclo que permitiera hacer predicciones. Fue inútil. Si hay ciclos, no los pude descubrir. La luz se iba y volvía en cualquier momento. Ahora, por ejemplo, no hay luz.

Creo que prefiero la luz. En la oscuridad imagino que desaparecen el plato donde me sirven eso que llamo “comida”, la rueda donde giro (por el placer de girar) o “la ventana” que a veces deja pasar luz. Después, cuando la luz vuelve, el plato, la rueda y “la ventana” aparecen también, exactamente donde estaban, ajenos a mis fantasías.

(2005)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s