Archivo mensual: agosto 2019

S’io fosse foco, ardere’ il mondo. Aforimos infamtuos.

Hoy entré a una librería de barrio. Fui a comprar, qué se yo, una lapicera, dos anotadores, uno liso y elotrorrayado, llantos de niños, vómito de gato, más o menos lo de siempre. Para probar el flujo inmóvil de la tinta grisácea escribí, sobre el primero, estas letras, quiero decir palabras, PUT BARATDE MERRD y en el otro, antes, BOLU DECESSD EAYER YHOY. La cajera no me vio y entregó sus sucios y bellos productos con la delicadeza de unos guantes negros de terciopelo. Después entré, más agotado, a otra librería, una que queda a cientos de kilómetros de casa, esa con libros en vidrieras de color. Fui a averiguar si ya me habían llegado los dos mamotretos que había encargado, KARCINO, el librito de palíndromos cordobeses, y FASSBINDER POUR LUI MÉME, el gordo y el flaco, el incoherente y el sabio. No estaban, todavía, así que dije ME llevO uNo De poetas estilnovistas italiánicos, Cavalcantiticus y sus mejores enemigos de entre las liras de las liras italiánicas. La cajera esta vez me escribió sobre la mano la seña por los dos títulos ausentes, o los valores en un extraño código de barras sobre la piel virgen con tinta roja.
¿Estoy viviendo dentro de una novela?, inquirí. ¿Le ROUGE et le NOIR, stendhalianamenticus? ¿Soy sí ah un espejo roto que se pasea a lo largo de un pantano, o soy el líder de una banda anarquista de asaltantes de bancos de caudales de oro negro? Claro que ninguna de las dos cosas, Watson. Elemental: el rojo y el negro son y serán sólo torpes numéricas baratas invisibles longitudinudides de londas.
Finally, also, sins wimen stoppppped luvingme, theonlything is Buquelibros y la BLACKtinta , el río rojo de la tinta negra, las risas grabadas en cassetes quemados, los desórdenes cósmicos en las urnas de los polvorientos, los agujeros negrosrenegridos, el pentágonoelfbilacialagestapolosespíasquevinierondelssfrío, las ladillas, las hormigas, los colores de los leds rotos de las máquinas del futuro, la vocalización del rumano y del hindi del hebreo y del chino del katmandú y del hackeriano, los estreptococos aniquilados por los bacilos de Koches, Georges Perequiano, San Crisóssostomo, la puta que te re contra rel mio parió, el dineroooooooooo, las star und die Todt.
Me pasaron otras cosas, pero no ameritan contarse.
Nada más aburrido que un diario.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized